LA FLAUTA SABROSA DE NAYO


Nayib Feres, indudablemente un virtuoso de la flauta de millo, la gaita corta y la gaita larga, es médico de profesión, pero músico de corazón, dedicándole 20 de sus 30 años a la composición de música tradicional, llevando su estilo y proyección musical a los escenarios de los diferentes festivales de la región, así como participando en las grabaciones de éxitos carnavaleros, entre ellos, “El hombre de la sabrosura” perteneciente a su nueva producción en homenaje a la flauta de millo.

Se podría decir que Nayib Feres Farfán es un personaje controversial entre los músicos que lo conocen, los que han oído de él o los que han escuchado sus trabajos, tal vez por su personalidad moldeada con los golpes y desventuras recibidos por el folclor, así como su indudable talento con la flauta y las gaitas.

Natal de Usiacurí, con padre de origen libanés y madre neivana, Nayo, como le dicen sus amigos y allegados, empezó en la música cuando tenia alrededor de 7 años, pero para sorpresa cuando le pregunte, tocando vallenato, inspirado por las guarachas que escuchaban su padre y un tío músico que vivía con su casa, cosa que tal vez explique un poco su gusto y tendencia a hacia los arreglos musicales orquestados.

Curioso por conocer y dar a conocer su historia, y sobretodo que me contara de su más reciente trabajo denominado “La flauta de millo” y de “El hombre de la sabrosura”, un tema sonado en los pasados carnavales, me dirigí a su casa ubicada en Campo Alegre, ese mismo barrio que hace algún tiempo fue noticia por unos edificios y casas que se cayeron… pero esa es otra historia.

Era domingo y llegué a su casa como a las 6:30 de la tarde, donde lo encontré con otros compañeros del grupo preparando y compartiendo una chicharronada que se bajó con cerveza y de la cual, con todo gusto y placer gustativo, fui parte esa noche.

Allí, en la terraza de su casa, entre lípidos y cebada, le lancé un par de preguntas sobre su trabajo musical…

Artivista: Nayo… ¿Cuantos años tienes y desde hace cuanto compones?

Nayib Feres: Yo tengo 30, llevo componiendo desde que tenía más o menos 7, aunque en principio componía era vallenato.

A: Si empezaste con vallenato… ¿Como terminaste componiendo música folclórica?

N.F: Comencé a componer folclor cuando empecé a tocar la flauta y la gaita, eso fue como a los 17 años, pero siempre compuse vallenatos, desde pequeñito cuando vivía en Usiacurí, aunque después me vine para Barranquilla, ya tenia mis composiciones en merengue, puya y paseo… me gustaban los ritmos movidos.

A: ¿Toda tu familia es de Usiacurí?

N.F: Mi papá era Libanés puro, aunque ya criado aquí en Colombia, y mi mamá es de Neiva, y yo nací en Usiacurí.

A: Entonces con esas raíces… ¿Cómo terminaste tocando vallenato?

N.F: El vallenato era normal porque a mi papá le gustaba mucho los Hermanos Zuleta y Aníbal Velásquez; a mi tío Eduardo, saxofonista y acordeonero, era el tío más cercano, vivía con nosotros y compartíamos cuarto; a él le gustaba mucho la música de los Corraleros de Majagual, también de Aníbal Velásquez, Dolcey Gutiérrez; le gustaba la música de saxofones, todo lo que tuviera que ver con Lucho Bermúdez o lo que hacia Pacho Galán, por eso siempre me incliné por el sabor del Vallenato, del paseo y la guaracha… pero en la casa nunca hubo influencia de la gaita o de la flauta…

A: Nayo… ¿Cuando sonaste por primera vez en la radio?

N.F: Ya son 10 años. La primera vez que soné en la radio fueron con cosas que yo había grabado con otros artistas eso fue en 2003 con Ricardo Plá con un tema que se llamaba “La negrona”, el productor era Ricardo Plá y el cantante era Álvaro Ricardo.



A: ¿Cuándo empezaste a grabar tus propios trabajos?

N.F: Yo grabé 2 CD´s completos. El primer CD lo grabé en 2006, antes ya había grabado con Álvaro Ricardo 3 éxitos del carnaval rotundamente fuertes. Había ganado el festival de Gaita de Ovejas 2 veces y fue cuando decidí hacer mi propio trabajo. Yo tocaba los 3 pitos… la flauta de millo, las gaitas larga y la gaita corta, también tocaba tambor de chalupa y bullerengue… Hice un trabajo con todo lo que yo sabia hacer, entonces saqué ese en 2006 “Turpial de raza”, un producción con temas originales. El trabajo fue hecho en Neiva, en un estudio que se llama Peter Records, del maestro Pedro Usan, un gran músico, director de la Sinfónica del Huila. En ese trabajo los músicos que grabaron fueron muy buenos; estaban José Vázquez, Edgar Palencia, Joaquín Pérez, Grace Lascano, Ángel León, Julián Castilla, y un trompeta y un clarinetista de allá del interior que tenían un buen nivel musical, pero “Turpial de raza” perdí plata, me gasté como 16 millones y en venta de discos solo hice como 6 millones.

Después hice un trabajo que se llamaba “Millogaimas y las estrellas del folclor”, un trabajo de 20 temas, 5 flautas, 5 de gaita larga, 5 de gaita corta y 5 de bailes cantados, pero ese trabajo no salió porque Ángel Donado, el director del estudio donde habíamos hecho el trabajo, se fue para Bogotá a tocar con un grupo y se llevó los equipos así como los archivos y no se pudo hacer más nada. Ahí alcanzaron a grabar Jorge Jimeno, Lucho Hernández, Alfonso Puello, el tamborero que grabó todos los éxitos con el Joe Arroyo, también grabó Javier Rojas que hacia parte de la fundación de Millogaimas, estaban invitados Juan de Dios Narváez, Fito Sánchez, Tomás Teherán. Era un proyecto ambicioso, bueno, de tocar 20 temas míos, pero también algunos artistas no colaboraron siempre decían que no podían o no querían. Yo no le hice mucha fuerza a ese trabajo y quedo a medias así que no se sacó, a pesar de que estaba hecho más del 50% del trabajo. Entonces, después de eso, duré varios años sin sacar nada hasta ahora en 2012 que saqué el homenaje a la flauta de millo.

A: Nayo… además de la flauta, también tocas gaita corta y gaita larga y en tus trabajos lo demuestras sacado un producción variada… ¿Por qué hacer un trabajo exclusivamente de flauta?

N.F: Yo quise hacer un CD de pura flauta porque a la gente siempre le ha gustado más los temas que hago en gaita, sobretodos los de gaita corta, porque decían que tenían más viaje y fuerza, yo les decía que no era el indio, sino la flecha; la gaita corta permite mayores digitaciones y mejores sonoridades que la flauta de millo. Entonces por probar que si hacia un CD de flauta de millo a la gente le iba a gustar.

Ya había ganado 2 veces en el festival de pito atravesao de Morroa. En 2012 quedamos en segundo puesto y me dieron el reconocimiento a mejor flautero. Aprovechamos que fuimos a Morroa y habíamos tenido una buena aceptación de los temas, así que sacamos casi todas las canciones que presentamos en tarima.

Entonces fue por eso que decidí hacer el CD de flauta y le dije a mucha gente “este CD va a pegar más y le va a gustar más a la gente”, porque a pesar de que a algunos flauteros no les sea de tanto agrado como toco la flauta, al público barranquillero, a los gente de las cumbiambas, incluso a los percusionistas, les gusta como toco y uno como artista no debe tocar para los músicos, sino para el público, porque a uno lo hace es el público; quien baila en la cumbiamba, la persona que va a la caseta, el que compra el CD… ese el público que lo hace a uno como artista, porque para los músicos uno siempre va a tocar mal…

A: ¿Cómo es pegar un trabajo de solo flauta a uno variado?

N.F: Normalmente la gente que solo toca flauta graban todo un CD de pura millo y solo les pega un tema, con una producción variada es más complicado que te peguen todos. Yo te pongo un ejemplo, el primer CD que yo grabé donde había flauta, gaitas y bailes cantados. De gaita corta pegó “El armadillo”, de flauta pegó el “Turpial de raza”, bailes cantados en el interior les gusta un bullerengue que se llama “Sopla pa´que no te quemes”, de gaita larga “El hambre del pescador”, es difícil sobre salir en los 4 géneros, sin embargo ahí, poco a poco y con esfuerzo destacamos.

Este CD de flauta ha sido un éxito, más que el primero que fue “Turpial de raza”, a pesar de que creo que era mejor. Varias canciones las han llevado y tocado en los festivales, por ejemplo a Malambo Evert Pérez llevó un tema que se llama “El porro de Férez”, a Baranoa Edison Rodríguez llevó “La puya flautera” y “El porro de Férez”, Daniel Silvera, un muchacho muy bueno, llevó “Turpial de raza”. Entonces ahí se ve que ha gustado, ese el termómetro porque ellos no son alumnos míos, solamente nos conocemos y les gusta lo que se ha hecho. Esa es la mejor forma de saber si a la gente les gustan tus temas, porque te pueden decir que les gusta, pero si no los tocan, no los bailan o no los ponen, no ves que la gente se mete un trago de ron con el tema, entonces no… ese el termómetro con el que yo mido las cosas.

A: ¿Cómo es tu estilo en la flauta de millo?

N.F: Mi flauta es una flauta sabrosa y alegre… cuando yo toco quiero transmitir alegría, no tristeza, en la flauta de millo. La melancolía la dejo para el bullerengue y la gaita larga, ese es mi punto de vista; por eso no me inclino por las cumbias lentas y tristes, a mi me gusta que me contraten para poner a bailar a la gente.



A: ¿Esa es tu propuesta con “El Hombre de la sabrosura”?
N.F: El hombre de la sabrosura es un reflejo de lo que yo quiero proyectar con la flauta de millo, una flauta alegre, sabrosa, parrandera; a mi no me gusta la música muerta en este instrumento, para mi en la flauta de millo no se debe tocar música de esa lenta y sentimental porque es un instrumento que su sonoridad no se presta para la melancolía, para mi concepto personal. A mi me gusta la cumbia movida, el jalao y la puya… por eso el tema dice “Me dicen el hombre de la sabrosura, porque toco cumbia y puya de la dura”, es decir… fuerza y alegría.

A: ¿Cómo es comercializar una propuesta nueva en flauta de millo… en este caso “El hombre de la sabrosura”?

N.F: Pues yo tuve que hacer un estudio de mi plata para poder grabar, porque aquí nadie patrocina. La gente aquí se ha vuelto mediocre, graba un tema de folclor para todo el año y no graban más y yo veo los cantantes vallenatos grabando 10, 12 o 15 temas… los folcloristas solo 1, eso no trasciende. Yo soy de los que pienso en grabar un CD porque quiero aportarle algo al folclor, así como hay gente a la que le puede gustar la canción, hay otros que no, una producción da variedad y la oportunidad que el público escoja y el trabajo trascienda.

El CD lo grabé en mi estudio y lo mezcló Humberto Castro, lo comercialicé entregándole a cada músico 20 CD´s con la idea que los vendieran y esa plata fuera para ellos… y así fue. También llevé el CD a las emisoras, lo mostré y les dije que pusieran el que les gustara… y terminó siendo el 9, que era “El hombre de la sabrosura”, aunque la verdad yo quería que fuera el 2 que era “La puya del pájaro”, porque me gustaba más el arreglo y creo que es musicalmente más rico. 


A: Nayo y en términos de plata… ¿Qué el tema sonara en la radio te ayudó a conseguir presentaciones para Millogaimas?

N.F: La verdad que invertirle cantidades de dinero exorbitantes al folclor no es rentable. Yo grabo porque yo quiero el folclor, me hace feliz y yo quiero devolverle con canciones y temas la felicidad que causa en mi, pero yo grabé el CD, se lo llevé a la Casa del Carnaval, se lo mostré a una cantidad de funcionarios que están en esas entidades que contratan y nada, no me salió ni un toque con Casa del Carnaval ni nada que tenga que ver con ellos. No saben ni quien soy, yo soy para ellos un pobre diablo, pero aun así contratan a gente que ni graba ni nada, pero yo no me les voy a arrodillar, porque uno hace música y como folclorista debe tener dignidad.

Yo no hice ni un solo toque en este carnaval, toque en precarnavales en fiestas empresariales y con personas que conocen mi trabajo, pero no por el tema me salieron toques, a pesar de que este tema es el que más me ha sonado en la radio y tiene un buen video.



“El hombre de la sabrosura” es un tema que sonó radialmente, que el video lo rotaron por los canales regionales, que tiene buenas visitas en Youtube, y que sobretodo tiene aceptación. Del CD sacaron 3 comerciales de gente que yo ni siquiera conozco… la Chevrolet con “La cumbia del loro”, un palco saco usó un tema que se llama “Aroma a festival” y otro comercial usó “La flauta parrandera”… por eso no me pagaron, yo no los conozco y no acostumbro a ir a mostrar mi trabajo así, pero los usaron y bueno… eso quiere decir que les gustó el trabajo.

A: Tú hiciste lanzamiento del CD en vivo... ¿Cómo fue organizar un lanzamiento de aquí en Barranquilla?

N.F: El lanzamiento fue complicado, no querían prestar los sitios, la gente de las discotecas tiene poco apoyo a los grupos, esa es una de las razones por la que le digo a los grupos que no se les regalen a las discotecas, ellos no apoyan el folclor. Yo hice un pre-lanzamiento con una invitación que me hizo Giovanni Fontalvo a un sitio que se llama “La Perla”, él es un tipo que apoya bastante el folclor y nos invitó un día. Hicimos el lanzamiento con una parte del grupo, fueron los 3 cantantes, los tambores y el bajo, pero no llevamos ni timbales, ni bombardino ni el resto de cosas. A la gente le gustó y nos decía que éramos como un CD en tarima… que sonábamos igualito que en la producción… lo que la gente no sabe es que ese trabajo fue grabado en bloque, por eso es que en vivo sonaba igual.

Eso fue el pre-lanzamiento… el lanzamiento fue con un sonido más profesional, con bajo y demás. Lo hicimos el 28 de diciembre en “El mundo de la cerveza”; la entrada era gratis, al sitio no le cobré porque quería hacer mi lanzamiento, que el lugar se llenara con la gente que nos quería, el sitio solo tenía que poner el sonido y resulta que abusaron de nuestra confianza. Cuando ya estábamos allá comenzaron a cobrar entrada para con esa plata pagar el sonido. Es decir, que el tipo no se gastó ni un peso, le llene el sitio y no medio ni 100 mil pesos para transportar a los músicos, para que veamos el poco valor que le dan al folclor en nuestro medio… no le cobré, solo le pedí el sonido, le cobró a la gente que iba a ver al grupo, le llené el sitio, no reconoció nada, le consumieron una buena cantidad de cervezas y tras de todo me terminó insultando.

A: ¿Cómo así… Por qué te insultó?

N.F: Porque son personas que no tiene humildad, que creen que el folclor es de gente que se está muriendo del hambre y que pueden cogerlos y pisotearlos… y así no son las cosas. Yo pienso que a los artistas del folclor hay que darle su valor y respetarlos porque uno hace un esfuerzo grande… ese día a parte de que no le cobré me tocó pagarles a los músicos del grupo. Ese lanzamiento a mi me salió como por 700 mil pesos… tocamos allí y ni tuve apoyo de Bavaria u otra empresa, solo de la gente que nos sigue y nos quiere.

A: ¿Nayo después de este trabajo que viene?

N.F: Viene un trabajo de solo gaita… ya estoy trabajando para ver si lo sacó en abril o más adelante.


_______


Redacción: José Luis Álvarez
elartivista.info@gmail.com
Fuente: www.elartivista.info



No hay comentarios:

Publicar un comentario